sábado, 14 de junio de 2008

Locura

"¡Es el fin del mundo! ¡Es el fin del mundo!", gritaba el loco en la Edad Media y lo mandaban a la hoguera.
"¡Se viene el fin! ¡Se viene el fin!", gritaba el loco en el siglo XIX, y lo mandaban a la cárcel.
"¡Se acaba el mundo! ¡Se acaba el mundo!", grita el loco hoy... y un poquito le creemos. Pero igual lo encerramos para disimular y hacer de cuenta que no pasa nada, y que el clima primaveral a una semana del invierno está perfecto.

1 comentario:

Sil dijo...

¬¬

Igual hoy me cagué de frío y de primaveral esa experiencia no tuvo nada ùú!