jueves, 26 de junio de 2008

Zoom anatómico

Dentro de algunas ramas de la Medicina, como la Histología y la Anatomía, hay centenares de detalles deliciosos, capaces de saciarnos a todos aquellos —somos pocos, no voy a decir que no— que tenemos un gustito particular por la etimología de las palabras, y en el buen modo. Hay para todos los paladares.
Muchas veces pensé, desde que estoy en la carrera, que los estudiantes de Medicina deberíamos ser introducidos con algunas nociones basiquísimas de latín y griego antes de empezar la carrera, o en el curso mismo de primer año. De esa manera no sería tan espantoso encontrarse con accidentes óseos con nombres como "apófisis unciforme", "apófisis estiloides" u "olécranon" que, cuando uno lo piensa dos segundos o lo investiga tres minutos, se da cuenta que derivan de palabras como "uña", "estilo" y, si mal no recuerdo, "pico de cuervo", respectivamente, todas notaciones muy gráficas si uno ve de qué estructura se trata.
A lo largo de la historia, los anatomistas —los tipos copados y humoristas de la medicina—, han ido nombrando las estructuras según lo que les parecía que veían. Sin ir más lejos, un músculo al que todos conocemos, el deltoides, no tiene otra etimología que: "delta" (letra griega, delta) y "-oide" (forma de), o sea, "forma de delta" (forma de triángulo). Como ese, todo el cuerpo está plagado de ejemplos: huesos con forma de barco (escafoides o navicular), músculos como suelas de zapatos (sóleo) o de varias cabezas (bíceps, tríceps, cuádriceps), órganos con forma de escudo (tiroides), válvulas con forma de gorro pontífice (válvula mitral), entre tantos otros. Otros anatomistas (o los mismos), no tan osados, pero no sin menos desafío, han nombrado músculos según su función, como los pronadores y supinadores, los flexores superficial y profundo de los dedos, etc. Un ejemplo que siempre me divirtió horrores (y qué fácil me divierto) es el del músculo dorsal ancho, aquel muy grande que tenemos en la espalda, al cual los antiguos anatomistas lo nombraron "anis scalptor" y "anis tersor" por sus funciones de rascar y limpiar el ano; función más clara, imposible. No son pocas las estructuras que han recibido el nombre de su "descubridor" (mejor dicho, aquel que primero las describió en detalle), como Falopio, Eustaquio, Farabeuff, Willis, Langerhans, y una lista infinita de gente que se ha inmortalizado en nuestros mortales cuerpecitos.
A todo aquel joven anatomista e histologista, asustado por la infinidad de nombres complicados, le aconsejo que se divierta buscando los significados detrás de las palabras. Incluso las de algunas a las que tan acostumbrados estamos, como "insulina", tienen su origen. Ésta, por ejemplo, es la proteína (por eso la típica terminación "ina") de la ínsula, o sea, de la isla, por ser aquella que se secreta en los islotes de Langerhans del páncreas (en las células B de estos, para ser exactos)...
...¡Está bien! ¡Está bien! No me reten, admito que es rebuscado. Pero mantengo mi punto de que detrás de todo nombre complicadísimo, hay un anatomista que nos quiso simplificar las cosas.
No quiero cerrar este post sin criticar a esa otra raza, los genetistas, aburridos como ellos solos. Son esos tipos que te engañan con una suerte de simpatía la primera vez, les das tu número de celular y, chau, no paran de mandarte mensajes de texto sumamente aburridos. Estoy convencido. No hay cosa menos interesante que los nombres de los genes. Por sobre todos ellos, de los que no quiero ni acordarme, sobresale uno, el "sonic hedgehog". Quizás algún día me entere de por qué lleva el nombre del simpático puercoespín azul; mientras tanto me quedo con mi teoría: "¡Pá! ¡PÁAAAA! Mirá, pá, es Sonic ¡Pá! ¿Querés venir a jugar? ¡Papá! ¿Qué estás haciendo?" -"Estoy buscando un nombre para este gen que descubrimos hoy en el trabajo, ahora no te puedo atender" -"¿Qué es un gen? ¡Páaaa! Ponele Sonic, ¿dale que le ponés Sonic? ¡PÁ! Daaaale, poneele Sooniccc".
Sí, estoy seguro.

3 comentarios:

Edgeworth dijo...

Mi profesora de Anatomía Vegetal tiene la manía de darnos el origen de las palabras de las estructuras que estamos viendo. El viernes pasado, por ejemplo, vimos frutos. La capa mas externa de estos se llama epicarpio y la prof nos dijo que viene de: epi = 'sobre' y karpos = 'fruto'. Otro ejemplo? No, no me acuerdo. Tal vez te llevarías muy bien con ella. Harían buena pareja. Ojo, es una mina joven, eh? no llega a los 30!!! Ah... Pero es torta. Bueh! Jodete.

Edgeworth dijo...

Otra cosa mas: ahora que hablaste del gen de sonic, tenes que averiguar que es lo que hace! No sé, contá si ese gen nos hace ser mas azules, mas rápidos o que hace!

Sabes que no me voy a poner a investigar yo, cuando lo podes hacer vos tranquilamente

Elizalde dijo...

Ese "karpos" tendrá algo que ver con el carpo de la mano? Es para investigarlo, sí sí. Igual la anatomía vegetal no me interesa ni un poquito, quiero que lo sepas. La mina, además de torta, debe ser un embole.

Respecto al sonic hedgehog, no lo escribí en el post porque no era muy pertinente, pero tiene relación con el desarrollo longitudinal de los miembros y un par de cosas más. Después te dedico un post.